Publicidad

Su espíritu perseverante le ayudó a forjar su vida por un buen camino

Fabricio Obando Marchena, es vecino de Puntarenas, quien formó un hogar con la abangareña Orietta Chang Araúz. Esta vivencia, le transmitió un arraigo con la provincia guanacasteca; y en especial con este cantón.

Obando tuvo que trabajar desde muy joven, debido a que sus padres tenían limitaciones económicas. Su espíritu perseverante le ayudó a forjar su vida por un buen camino.

Entre sus ocupaciones destacadas, está su labor como Marinero, por un periodo de 15 años, en el desaparecido ferry del río Tempisque del Ministerio de Obras Públicas (MOPT).

En el año 2003 pasó a trabajar en el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), como Guardaparque del Parque Nacional Volcán Tenorio, durante seis años, donde tuvo experiencias enriquecedoras; luego fue trasladado al equipo del Parque Nacional Palo Verde, donde labora actualmente. Obando compartió con Periódico Mensaje, su experiencia y satisfacción en esta ocupación, en la cual se ejerce compromiso y responsabilidad con el medio ambiente.

Entre las cualidades de un Guardaparque, Obando explicó que se necesita ser una persona fuerte, independiente y abierto a los cambios y riesgos de la naturaleza.

También agregó, los esfuerzos que enfrenta esta ocupación en el campo familiar y social. El primer sacrificio es que un Guardaparque debe vivir en la reserva, lo que le aleja de sus seres queridos. Esto sumado, al horario con disposición inmediata ante cualquier eventualidad, ocasionada por acciones humanas o naturales.

Otro de los riesgos que se asumen, es atentar con su vida, al exponerse ante: animales salvajes, cazadores, incendios, entre otros.

Entre las principales satisfacciones de este puesto, están en conocer la riqueza natural del país y valorarla y trabajar por su sostenibilidad.

Un Guardaparque, es un promotor en la protección de la fauna, flora y en general, de nuestros parques nacionales, que son la vida y riqueza de nuestro país, en el campo ambiental. Gracias a su amor y entrega en su trabajo, ha sido homenajeado, con reconocimientos como el Guardaparque del año en el 2015 el Primer Festival de las Aves. Este galardón es dado por el cumplimiento en sus acciones, especialmente en los cuidados en el hábitat del Jabirú, que está en peligro de extinción.

Obando manifiesta que el país y por ende Guanacaste, tiene grandes retos y desafíos para los Guardaparque.

“Si tuviera de frente al actual Ministro de Ambiente, yo le diría que hay un gran faltante de personal en los diferentes parques de la provincia, pero los que estamos, hacemos un excelente trabajo, incluso con pocos recursos técnicos”, indicó el Guardaparque.

Cada 23 de agosto, se celebra con mucha alegría el día del Guardaparque, un trabajo que casi nadie valora ni conoce la vida secreta de estas personas, que luchan por mantener el medio ambiente.

Colabora en la nota: Ericka Fernández, periodista de Periódico Mensaje

Publicidad

Educación

27 Oct 2020

De empleados a emprendedores: el reto del aula

Escuela de Administración de la UNA hace aportes en formación.

Salud

27 Oct 2020

El uso diario de un oxímetro puede prevenir a tiempo complicaciones por Covid-19 y disminuir el uso de camas UCI

Es uno de los instrumentos clínicos más importantes, que ha permitido disminuir los casos graves...

Deportes

13 Sep 2020

Asociación Deportiva Guanacaste cuenta con nuevo entrenador

Minor Díaz fue elegido como el dirigente del equipo de fútbol.

Cultura

27 Oct 2020

Programa Ibermúsicas anuncia los ganadores de “Canciones de la cuarentena”

Tres compositores de cada uno de los países que integran Ibermúsicas, fueron...

Ambiente

28 Oct 2020

Pronunciamiento del Consejo Universitario de la UNA ante la ley de pesca de arrastre

"Para su información y los efectos consiguientes, le transcribo el acuerdo tomado por el Consejo...