El próximo 11 de enero inicia el empaque del material electoral que se enviará a las 6.542 JRV instaladas en territorio nacional y se tiene previsto finalizar ese proceso el 19 de enero.

Como parte de este proceso, laborarán 85 funcionarios del TSE en dos turnos: de 6:30 a.m. a 2:30 p.m. y de 2:00 p.m. a 9:00 p.m. de lunes a viernes.

La técnica de empaque que se utilizará involucra las bandas transportadoras de rodillos, en una sola línea de producción, que permite un mayor control de calidad durante el proceso.

Según pruebas realizadas por el TSE, el empaque de cada una de las tulas dura -en promedio- 50 segundos, desde el inicio hasta el final en la banda.

En cada tula se empacarán 30 materiales, con un peso promedio que oscila entre los 12 y 13 kilogramos (depende de la cantidad de papeletas según el número de electores).

Dentro de los materiales incluidos en cada tula, se cuenta con un paquete de papeletas de color blanco (para elegir presidente) y otro celeste (para elegir diputados). Además, se incorporaron lapiceros para sus integrantes, un padrón registro con fotografías de los electores, urnas para depositar las papeletas, la lista de electores para colocar de manera visible en la entrada del aula, cartelones con los nombres de los candidatos a diputados y crayones anaranjados para que el elector pueda emitir su voto.

También se contempla una calculadora, el manual de políticas y normas para el funcionamiento de las JRV, sobres rotulados para depositar las papeletas, un foco, una tijera y chips de radiofrecuencia, entre otros artículos.

Además, se incorporan ayudas técnicas para los electores que las requieran: lupa, plantilla antideslizante, plantilla electoral en Braille, guía para firma, cobertor de crayón, mampara accesible y las fichas de comunicación dirigidas a la población sorda.

El 20 de enero todo el material electoral deberá haberse entregado a las juntas cantonales y el 27 de enero a las JRV.